Razones por las que hacer Fisioterapia Respiratoria en niños - Fisioterapia y Osteopatía Paloma Mora

Comienza el frío una temporada más. La socialización con más niños en las escuelas infantiles y en los colegios, hace que vuestro hijo se constipe más. Vuelven los virus y bacterias que tanta guerra dan.

Durante el invierno es común que los más pequeños de la casa, y no tan pequeños, sufran catarros, bronquiolitis y/u otras infecciones respiratorias. El sistema inmunológico se debilita por el frío; esto se debe a que la bajada de temperaturas provoca que la mucosa respiratoria reciba menos sangre y para defenderse genere más moco; cuando éste se acumula, junto con la llegada de virus y bacterias más potentes, disminuye la eficacia de nuestras defensas y es más fácil enfermar.

Aquí os dejo con unas cuantas razones por las que la Fisioterapia Respiratoria puede ayudar a vuestro hijo a sobrellevar el invierno:

 El fisioterapeuta respiratorio os enseñará unos correctos y efectivos lavados nasales para que vuestro hijo respire bien por la nariz. La respiración nasal es fundamental ya que nuestra nariz es un filtro que evita que partículas no deseadas entren en el interior del sistema respiratorio, entre ellas los microorganismos.

• Ayuda a controlar y eliminar la tos. Cuando el moco ya está empezando a caer a la garganta provoca tos e incluso vómitos; la Fisioterapia Respiratoria es especialmente útil para eliminar esas secreciones.

• Ayuda a drenar las secreciones bronquiales. En las infecciones respiratorias de vía inferior, como bronquitis o bronquiolitis , se generan secreciones dentro de los bronquios y pulmones provocando tos y dificultad respiratoria. En muchas ocasiones, los síntomas perduran durante semanas e incluso meses. Si, junto con la medicación prescrita por el pediatra, se eliminan dichas secreciones más profundas, los niños mejoran tanto que incluso se puede disminuir o eliminar esta medicación.

• Tras una sesión de Fisioterapia Respiratoria los niños comen mejor. Un niño con mocos no respira bien por la nariz y se ahoga al comer.

• Mejora el sueño. Si mejoramos la respiración nasal y controlamos la tos, los niños dormirán mejor y sus papás también.

• Disminuye el absentismo escolar y laboral.

• Evita ingresos hospitalarios cuando una infección respiratoria se complica.

• Ayuda al correcto desarrollo del aparato respiratorio porque un niño que crece con infecciones respiratorias frecuentes tiene más posibilidades para ser un adulto con alguna enfermedad respiratoria como el asma.

• Mejora la calidad de vida de toda la familia. Niños felices, papás tranquilos 😀

¿Vuestro hijo tiene mocos, catarros, bronquiolitis u otras enfermedades respiratorias? En Fisioterapia y Osteopatia Paloma Mora podemos ayudaros a solventarlo. Consúltanos!

LLÁMANOS