Estudio dinámico de la pisada en los corredores para evitar lesiones - Fisioterapia y Osteopatía Paloma Mora

Importancia del estudio dinámico de la pisada en los corredores para evitar lesiones. Fisioterapia y podología juntas.

Esta vez la paciente soy yo: desde hace ya varios meses siento dolor en la cara interna de la rodilla derecha, sufro lo que se llama una tendinopatía de la pata de ganso. No me duele cuando corro, sino cuando acabo el entreno, a partir de las 2h posteriores y al día siguiente, al caminar y al levantarte y sentarme. También siento como se me sobrecarga la cara lateral del muslo, la cintilla iliotibial.

Si utilizo zapatillas estabilizadoras, esto no me ocurre pero a cambio se me sobrecarga el tríceps sural (gemelo y sóleo) y tendones de Aquiles.

Según mi análisis personal, siento que cuando corro, algo de pronación (pisada hacía el interior del pie) debo tener.

En estos años, he invertido mucho dinero en zapatillas, pero no me solucionaban los problemas. También, hace 3 años fui a un podólogo, pero desafortunadamente no acerté, me hizo unas plantillas con las que empeoraba aún más. Así que desistí. Seguí corriendo y sesión de fisio cuando lo necesitaba para tratar esas dolencias.

Pero algo tenía que hacer, no podía seguir así. Decidí darme otra oportunidad con la podología y tras conocer a Enrique, un podólogo fantástico y otro viciado de este deporte, a los dos nos resurgían dudas de por qué tenía esos dolores si en el estudio en estático y caminando no pronaba, tenía una pisada practicamente neutra.

Para colmo, yo me preguntaba que si ya llevo 8 años corriendo, trabajando técnica de carrera y fortaleciendo, entonces, ¿por qué me seguía lesionando?

Así que procedo a realizar grabación casera en cinta y verlo a velocidad normal y cámara lenta. Os dejo los vídeos, descalza y con zapatillas neutras:

 

Primero, a velocidad normal:

Y ahora a cámara lenta:

Y… ¿Qué nos encontramos? Os resumo, tras estudiarlo con Enrique:

1. No taloneo (que el talón sea el primer apoyo): perfecto, puesto que corriendo no se debe talonear. Esto lo he ido trabajando a lo largo de estos años porque cuando empecé sí taloneaba.

2. El la fase de vuelo, cuando el pie está arriba, va en supinación (movimiento de inversión, es decir, se ve como va a atacar por la parte de fuera del pie): perfecto, hasta ahí todo genial. Esto es normal.

3. El problema viene cuando el mediopie ya impacta en el suelo: el arco plantar se desmorona y cae bruscamente. Y a su vez, seguidamente cae y apoya de forma más exagerada la cara interna del primer radio (primer dedo). Esto explica también el por qué de las durezas en esa zona.

Como se puede comprobar en la foto, ni descalza ni con zapatillas correctivas, es suficiente para corregir la pronación.

CONCLUSIÓN: esta pronación tardía del mediopie provoca una rotación interna de la tibia, poniendo en tensión el tendón de la pata de ganso y por tanto, acortando toda la cadena lateral de la pierna, la cintilla iliotibial y peroneos. Esta caída seguramente se deba a una debilidad del músculo tibial posterior y musculatura interósea del pie. A su vez, Enrique, observa que tengo una hiperlaxitud de las articulaciones del primer dedo, lo cual explica esa pronación también a nivel del primer radio.

Deduzco que las zapatillas «estabilizadoras» o correctoras de la pronación, no me ayudan porque este tipo de zapatilla sobre todo, corrige la pronación del retropié, el calcáneo (talón). De ahí, que a mí me provoquen sobrecargas del tríceps sural, puesto que al no talonear ni pronar con esta zona, no dejo trabajar «libremente»; dicha musculatura.

SOLUCIÓN: llevar plantillas correctivas de esa pronación del mediopie y así, dar soporte al arco plantar, y potenciacion del tibial posterior.

Una vez más, he aquí la importancia de realizar un buen estudio y formar un buen equipo interdisciplinar. Muchas veces, no
sólo depende del fisio que algo mejore o no: tenemos que ver de dónde viene el problema y si hay un factor externo, solventarlo lo antes posible para mejorar.
Derivaremos a otros profesionales de la salud como pueden ser podólogos, nutricionistas, psicólogos,…

«Si tienes una humedad en casa, no sólo hay que sanear la pared y pintar. Hay que encontrar la tubería que está mal»

LLÁMANOS