¿Qué es la diástasis abdominal? - Fisioterapia y Osteopatía Paloma Mora

La diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que los une entre sí, en la línea media del cuerpo, conocida como la línea alba. Es un problema estético y funcional.

Todos podemos llegar a tener una separación de rectos, independientemente del sexo y de la edad, o de si realizas deporte habitualmente o eres una persona sedentaria.
Pero hay un periodo crucial en la vida de la mujer que aumenta considerablemente las posibilidades de sufrir esta disfunción: el embarazo. Un 66% de las embarazadas tiene diástasis de rectos en el tercer trimestre.

La principal función de los rectos es la de mantener el cuerpo erguido  permitir la flexión del tronco, cuando se contraen a la vez y la inclinación, hacia el mismo lado.

Son muchos los factores de riesgo que pueden provocar una diástasis abdominal:

1. Un sobrepeso excesivo.

2. El embarazo, porque supone una gran distensión en los tejidos de la pared abdominal.

3. El parto porque en los partos complicados con muchas horas de pujo también pueden dañar este tejido. Y las cesáreas no son ninguna garantía para evitarlo.

4. El trabajo abdominal, porque cuando se ejercitan los rectos del abdomen se aumenta la presión en el interior del compartimento abdominal; esto también sucede cuando se realizan grandes esfuerzos mantenidos o continuos, como cargar y transportar pesos elevados.

Síntomas de la diástasis abdominal

La diástasis no es sólo un problema estético caracterizado por un vientre de aspecto flácido, del que incluso muchas veces aparecen bultos al realizar un esfuerzo; esto se debe a que la pared abdominal no es capaz de contener las vísceras y éstas protuyen hacia el exterior creando un abultamiento.  La diástasis es también un problema funcional, puesto que existe una importante relación con las disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria, los proplapsos y el dolor pélvico.

Da lugar a una mala estabilización del centro corporal, lo que repercute directamente en el mantenimiento de la postura, dolores de espalda, problemas digestivos como malas digestiones, gases o estreñimiento y la posibilidad de herniación de las vísceras abdominales.

¿Cómo saber si tienes diástasis abdominal?

La valoración manual por parte de un fisioterapeuta es suficiente para confirmar su existencia, pero el diagnóstico puede completarse realizando una ecografía funcional de la pared abdominal.

Si entre estos dos músculos existe una separación de más de dos dedos, o lo que es lo mismo 2,5 cm, podemos decir que existe una diástasis de rectos.

Cómo solucionar la diástasis abdominal

El éxito del tratamiento dependerá en gran medida de la distancia de separación, en anchura y profundidad, que se haya producido entre ambos vientres.

Ponerte en manos de un profesional, que evalúe tu caso y diseñe un plan de tratamiento especialmente adaptado a tus necesidades, te ayudarán a disminuir, mejorar o por lo menos, no aumentar la separación de tus rectos abdominales.

¡No hagas abdominales tradicionales!

Todavía hoy son muchas las mujeres que piensan que la mejor forma de reducir su perímetro abdominal y perder esa incómoda tripita consiste en realizar interminables series de ejercicios abdominales; sin embargo, estos ejercicios abdominales tradicionales, en los que realizas una flexión del tronco aproximando las costillas a la pelvis, están absolutamente prohibidos si tienes diástasis. Primeramente porque ya de por sí estos abdominales suponen un riesgo para el suelo pélvico, especialmente si éste se encuentra debilitado. Si además, tus rectos del abdomen están más separados de lo habitual, lo único que vas a conseguir es someterlos a una hiperpresión, aumentándo incluso más esa separación.

Tonifica el músculo transverso

El principal objetivo va a ser recuperar la funcionalidad abdominal.
Para ello vas a tener que trabajar a conciencia el transverso del abdomen, un músculo abdominal profundo que separa las vísceras de los rectos. ¡Activa tu core!

Hipopresivos sí o no? Generalmente la gimnasia abdominal hipopresiva es una técnica recomendada para solventar o mejorar la diástasis. Sin embargo, no en todos los casos es así. Dependiendo de cada paciente, tras su valoración previa serán recomendables o no, habiendo excepciones como hemos indicado, en las que no sea una técnica adecuada en su caso.

Estas y otras muchas recomendaciones y pautas guiadas por un fisioterapeuta especializado, junto con otros tratamientos, te ayudarán a tratar la diástasis. Una técnica de elección para el tratamiento es la aplicación de radiofrecuencia que favorece la regeneración de colágeno, dando firmeza a toda la zona.

Si sufres de diástasis abdominal y quieres mejorarla, contacta con nosotros. Nuestra fisioterapeuta especializada en suelo pélvico puede ayudarte.

 Llámanos al 91 846 50 32

LLÁMANOS