La Tecarterapia o radiofrecuencia - Fisioterapia y Osteopatía Paloma Mora

La Tecarterapia o radiofrecuencia  es una forma de terapia física soportada por una alta tecnología que estimula los tejidos en la profundidad a través de una transferencia eléctrica capacitiva y resistiva.

La tecarterapia utiliza la radiofrecuencia (470KHz) mediante un aparato externo para reactivar y acelerar los procesos naturales antiinflamatorios y de regeneración de nuestro organismo.

También recibe el nombre de diatermia, como la onda corta. Con este equipo no se excita al sistema nervioso y se utiliza como complemento a otras terapias.

Las terapias físicas convencionales utilizan una emisión desde el exterior: ultrasonido, onda corta, infrarrojo, láser, microondas, etc. y pierden alrededor del 80% de su energía de aplicación. Además, estas técnicas provocan un sobrecalentamiento de la epidermis y profundiza unos 2-3cm.

Sin embargo, con la Tecarterapia, y a través de diferentes modalidades se produce un movimiento alterno de cargas eléctricas a través de la corriente de alta frecuencia producida por el electrodo. Dichas cargas eléctricas forman parte de todos los sustratos biológicos de nuestro cuerpo y por lo tanto se genera una temperatura interna. Por lo tanto, los efectos y beneficios metabólicos que se obtienen con esta terapia son generados por una “fiebre” localizada de la zona tratada.

Tipos de Emisión en la Terapia con Diatermia.

La Tecarterapia tiene dos modos de emisión:

– Modo CAPACITIVO: es el que se concentra en estructuras de menor resistencia eléctrica y en los tejidos más ricos en agua, como la dermis, tejido adiposo o músculo.

Las respuestas producidas con este sistema se centran en las áreas subcutáneas por el efecto de calentamiento causado por la poliamida que recubre el electrodo. Este efecto de calentamiento es favorable como terapia previa al modo “Resistivo” puesto que reduce la resistencia de los tejidos.

– Modo RESISTIVO: se transmite y se concentra en puntos de mayor resistencia y más pobres en agua, como son el hueso, tendón, ligamentos, contracturas musculares, cicatrices o tejidos inflamados.

Los huesos y tendones, al ser zonas más vascularizadas y por tanto, áreas de alta densidad y de bajo contenido hídrico, provocan un aumento de la temperatura en comparación con las áreas blandas.

Efectos Físicos y Biológicos de la Diatermia.

La fricción de los iones y el aumento de la temperatura provocan que aumente la vascularización y el flujo sanguíneo de la zona tratada, obteniendo importantes beneficios:

– Aumenta la nutrición y oxigenación de los tejidos.

– Aumenta el metabolismo celular.

– Eliminación de los desechos celulares o detoxificación.

– Estimulación del sistema inmunitario.

– Favorece la circulación extracelular y el drenaje linfático.

Así, conseguimos acelerar los procesos de regeneración y disminuir los tiempos de recuperación de las lesiones musculo-esqueléticas; aumentamos la eficacia de la terapia clásica y mejora o elimina el dolor del paciente.

Fisioterapia con Tecarterapia.

Generalmente, la tecarterapia o diatermia es una terapia muy agradable y nada invasiva para el paciente ya que el calor es un potente analgésico y se tolera mejor que otras terapias físicas, el resultado es prácticamente inmediato y el paciente suele irse con una gran sensación de satisfacción.

Formas de aplicación en el Tratamiento con Tecarterapia:

Existen tres tipos de aplicación dependiendo de la intensidad en la que se trabaje y de los beneficios que se quieran obtener:

– Intensidad baja o Atérmico: se estimula la microcirculación e induce la bioestimulación celular y se incrementa el consumo de oxígeno. Esta aplicación no tiene efecto térmico. Aumenta la circulación en la matriz extracelular y la activación de la nutrición celular. Se aplica en:

– Edemas e insuficiencias linfáticas

– Episodios de dolor

– Lesiones agudas

– Post-operatorio

– Tendinitis

– Intensidad media o Térmico: se generan efectos vasodilatadores. Incremento de la microcirculación, del drenaje y de la oxigenación tisular. Ayuda a irrigar las zonas con poco aporte sanguíneo. Se aplica en:

· Eliminación de contracturas
· Mejora del tono muscular por déficit circulatorio
· Distensión muscular
· Pinzamientos

– Intensidad alta o Hipertérmico: se trabaja con altas intensidades para activar el metabolismo y estimular la circulación. Se produce el drenaje de productos catabólicos y se activa la estimulación de los mecanismos endógenos de recuperación. Se aplica en:

– Procesos crónicos

– Tendinopatías crónicas.

– Fibrosis muscular o capsular

– Rigidez articular

– Adherencias

– Capsulitis

Indicaciones de la Diatermia o Tecarterapia en Fisioterapia.

La Tecarterapia como técnica fisioterápica está indicada en cualquier patología musculo-esquelética y además, se puede utilizar para muchas enfermedades, no sólo en aplicaciones ortopédicas y deportivas, sino también vasculares, reumatológicas y estéticas.

Los problemas que podemos tratar con Diatermia son:

– Patología osteoarticular

– Patología muscular

– Patología tendinosa

– Patología cutánea

– Patología neurológica

– Patología vascular

– Puede utilizarse prácticamente en todos los pacientes, incluso cuando haya placas de osteosíntesis o prótesis endógenas. Únicamente presenta ciertas contraindicaciones importantes como son los MARCAPASOS, el EMBARAZO y las alteraciones de la SENSIBILIDAD CUTÁNEA.

En Fisioterapia y Osteopatia Paloma Mora, contamos con un equipo de tecarterapia de última generación con el que podemos ayudarte. ¡Consúltanos!!

LLÁMANOS